Londres, UK

2012/03 Llegar • Viajar • Té • Transporte • London Calling!

#3 | ARTE ARTE ARTE

Imposible no emocionarse por ésta faceta de los viajes. El triple combo: British Museum, National Gallery y TATE modern, fue nuestra combinación. Si bien hay muchas más opciones podemos decir que optamos por lo “clásico” y el toque moderno del TATE, obvio.


British Museum

El British Museum, no solo es uno de los más antiguos del mundo sino también uno de los más visitados. ¿Y cómo no? Cuando alberga más de siete millones de objetos procedentes de todos los continentes. Ubicado sobre Great Russel St, conserva miles de miles de años de historia clásica y, para colmo, el tamaño del lugar sorprende el doble una vez que estás adentro. Impresionantes piezas griegas, romanas y - personalmente mis favoritas - egipcias, es la mejor colección después de la del Museo Egipcio del Cairo… ¡agárrate Cleopatra! (?)

La entrada es gratuita y podés tocar todo! bueno, casi… en realidad no, pero si no te ven no cuenta… igual la colaboración de ?1 por un mapa no es nada. Tener frente tuyo la Rosetta Stone, tallas egipcias, sarcófagos y momias, ruinas griegas, bustos romanos, hasta un “pedacito” del Partenón. Todo original, nada copiado – no podemos decir “no robado” porque sería un chiste, por algo es gratis jaja – todo a centímetros de distancia.

Debo admitir que empezó a correr un poco de envidia por nuestras venas… ver a grupos de chicos uniformados de excursión en semejante museo, recorriendo los pasillos haciendo anotaciones y dibujando con los originales en frente, y no a través de “Encarta” - me siento vieja -… Y no sólo chicos, sino también estudiantes con los auriculares puestos sentados en algún rincón haciendo bocetos y hasta gente mayor con banquito incluído. Estudiar arte, diseño, arquitectura y poder apreciar todo esto tan de cerca, hasta el más mínimo detalle, ¡qué no daríamos por estar en su lugar!

Si por alguna de esas casualidades piensan “que embole! encerrarse medio día en un museo!” no! en el British no se van a aburrir, es algo que hay que hacer si o si, y van a ver que van a querer volver.

La National Gallery es totalmente otra cosa, la primera diferencia es la tranquilidad. Nuestra visita fue medio express dado que llegamos unas horas antes del cierre, vimos todo y llegamos a detenernos frente a las que más nos interesaban, pero para poder hacerla como corresponde hay que ir con tiempo.

Nos perdimos entre pinturas del siglo XVI de Raphael, Miguel Ángel, Botticelli y Tiziano; Velázquez; los paisajes y burguesía holandesa, Van Dyck y Rembrandt; el arte religioso de la edad media hasta la genialidad de Turner, Degas, Cèzanne y Van Gogh. Una experiencia increíble, viajar al pasado por unas horas e ir retornando al presente de la mano de un poco de historia del arte es un lujo.

Pero si tengo que hablar de desconexión, yo la encontré frente a un grabado de Da Vinci, ubicado en el Sainsbury Wing prácticamente escondido - ni bien entrás, a la derecha -. Tuve la suerte de sentarme frente a "Santa Ana, la Virgen, el niño y San Juan", no sé si fue la manera en que estaba iluminada en esa pequeña habitación a oscuras, el juego de los trazos incompletos, o el aislamiento con las otras pinturas, pero el tiempo se detuvo por un rato y lo supe aprovechar.

La National Gallery es una visita obligada, está situada frente a Trafalgar Square y es imposible pasarla por alto. La entrada también es gratuita, y la colaboración de ?1 (o más) por un mapa se repite. Sinceramente no hay excusas para obviarla, y es el refugio perfecto para un día lluvioso y frío de invierno como nos tocó a nosotros. Lo único malo, pero totalmente comprensible, adentro no se pueden sacar fotos..

Y por último, sin restarle importancia a la historia del arte, optamos por un poco de diseño, el TATE modern. Y, siguiendo con la línea de las estructuras inmensas, nos encontramos dentro de lo que alguna vez fue una central eléctrica. A pesar de haber planeado esta visita, creímos no llegar hasta que, paseando frente al Támesis, se nos cruzó en el camino el último día, y no íbamos a decir que no… ¡jamás!

De nuevo entrada gratuita - ¡qué linda es Londres! -, podés encontrar entre la colección permanente obras de Andy Warhol, Picasso y Dalí, entre otros. Pero si tenemos que recomendar algo, sería estar atento a las exposiciones temporales. Personalmente, y haciendo un inmenso paréntesis para los artistas nombrados, disfrutamos muchísimo más el British y la National Gallery, pero es una cuestión de gustos. Si, somos diseñadores, pero hay cosas que se dan de arte moderno que no le llegan ni a los talones a los íconos que conocemos y admiramos… sepan disculpar nuestra opinión.


LINKS ÚTILES
British Museum

National Gallery

TATE Modern


Belu


HOLA! HI! SALUT!

Somos Belu, Iña y Ton. Hermanos. De Buenos Aires, Argentina. Nos gusta escribir, diseñar, sacar fotos, viajar, recorrer y comer! Empezamos este blog con la idea de compartir un poco nuestro mundo y ver qué pasa.. Seguir leyendo..



WOHOO!

GRACIAS!!!


INSTAGRAM


YUMM!
my foodgawker gallery

myTaste.com.ar

RSS FEED

Estrenando sección comentarios

blog comments powered by Disqus